Saltar al contenido

Mejora del cuidado del paciente

Educación basada en la simulación

La seguridad del paciente es un asunto de salud global

En total, se calcula que los errores médicos provocan 1,2 millones de muertes al año. La Organización Mundial de la Salud ha publicado un informe que sugiere que los daños provocados por la atención médica suponen una carga sustancial en términos de morbilidad y mortalidad en personas de todo el mundo.

1 de cada 10 Pacientes

Perjudicados mientras reciben atención médica

43 Millones

Incidentes de seguridad de pacientes anual

$42 Mil Millones

Coste anual generado por errores de medicación

La oportunidad de practicar

Uno de los mayores retos para mejorar la seguridad del paciente es la oportunidad de practicar. Las oportunidades de realizar prácticas clínicas, especialmente en la formación de enfermeros, son cada vez más limitadas ya que la demanda de trabajadores de atención médica aumenta debido al envejecimiento de la población.

La oportunidad de practicar, además de ser esencial, permite practicar de forma segura sin poner en riesgo al paciente. La formación basada en simulación permite a estudiantes, médicos, enfermeros y otros profesionales sanitarios integrar el aprendizaje cognitivo con las habilidades prácticas sin poner en riesgo al paciente.

Reducir los errores médicos y mejorar la seguridad del paciente son elementos esenciales para la atención al paciente, pero no son los únicos. Proporcionar al paciente una atención óptima incluye además identificar las amenazas de seguridad latentes, facilitar el trabajo en equipo y la comunicación y garantizar que la competencia profesional no solo se mantiene sino que además mejora.

Educación basada en simulación

La metodología de educación basada en simulación se ha ganado un amplio reconocimiento en el campo de la sanidad como una potente herramienta para reforzar los conocimientos clínicos, mejorar la comunicación en equipo y enseñar destrezas para la toma de decisiones. La simulación es una metodología educativa, no una tecnología. La simulación se puede utilizar no solo para enseñar destrezas clínicas sino también para el trabajo en equipo y la comunicación. Además se puede utilizar para estandarizar la formación, cumplir directrices basadas en evidencia y perseguir objetivos específicos. Existe un cambio en la mentalidad de qué puede hacer la simulación a cómo se puede optimizar la simulación para mejorar la atención al paciente.

10 buenas prácticas en simulación

Cómo puede ayudar Laerdal

Con más de 65 años de experiencia en el sector de simulación, tenemos un largo historial de trabajo con expertos del sector sanitario y organizaciones de apoyo en todo el mundo. Innovamos continuamente no solo para mejorar nuestros productos y servicios, sino para implementarlos de la mejor forma a fin de que nuestros clientes tengan éxito. Porque aprendemos de los mejores, también usted puede hacerlo. Nuestra gran base de clientes global nos permite recopilar comentarios para modificar y mejorar nuestras soluciones y satisfacer así las necesidades del usuario real. Hemos aprendido que la simulación no se limita a la tecnología, abarca también técnicas que no solo incluyen destrezas, sino además conceptos como comunicación, equipo de trabajo y liderazgo.

Solicitar más información

¿Cómo prefiere que nos pongamos en contacto con usted?
<p>Trataremos sus datos con cuidado de acuerdo con la <a href="/es/support/customer-service/privacy-policy/" target="_blank" rel="noopener">Política de Privacidad de Laerdal</a>.</p>