Saltar al contenido

Los 5 errores más comunes de los enfermeros

Los 5 errores más comunes de los enfermeros

1

Errores en la medicación

Los errores en la medicación causan al menos una muerte al día y lesiones a aproximadamente 1,3 millones de personas anualmente en Estados Unidos. Los errores en la medicación pueden ser el resultado de un deficiente comunicación, fallo de interpretación de la caligrafía, confusión con el nombre de los fármacos, errores de dosificación, confusiones con el etiquetado y el envase, o falta de comprensión de las instrucciones para administrar los fármacos. 

2

Problemas de infecciones

Las infecciones hospitalarias son responsables de 99 000 muertes al año en hospitales americanos. Los daños no se cuantifican únicamente en sufrimiento humano. Se calcula que las infecciones adquiridas en el hospital añaden 45 000 millones de costes innecesarios al gasto hospitalario anual.

3

Errores en la anotación en la historia clínica

Los errores en la anotación en la historia clínica incluyen evaluación, intervención y respuesta del paciente. Es esencial una documentación precisa para preservar la seguridad del paciente. Las imprecisiones u omisiones pueden ocasionar resultados adversos. 

4

Errores de comunicación

Es esencial que los nuevos enfermeros cuenten con la información correcta antes tomar decisiones para resolver los casos. Las interrupciones en la comunicación se citan frecuentemente como causa de errores médicos.

5

Accidentes de caídas

Los accidentes de caídas son a veces el resultado de errores médicos. Una forma de abordar los accidentes de caídas es, en primer lugar, evitar que sucedan comprendiendo las causas y las circunstancias de accidentes anteriores; identificando y evaluando a los pacientes vulnerables e implementando varias opciones de intervención. Si el accidente ocurre, es esencial reducir los daños tratando las lesiones de forma inmediata y efectiva. También es importante aprender de las circunstancias revisando continuamente los sistemas de gestión de riesgos locales para entender dónde, cuándo y por qué los pacientes son más vulnerables a las caídas.