Saltar al contenido

10 pasos para mejorar la supervivencia tras un paro cardiaco

Aprender cómo implementar las prácticas recomendadas para programas de servicios médicos de urgencias

1

Establecer un registro de paros cardiacos

Un registro de paros cardiacos es la base de la medida. Una medida continua permitirá determinar si la implementación de los cambios consigue mejoras y ayudará a identificar los pasos posteriores para continuar mejorando. Un registro no solo mide si el paciente vive o muere, sino todos los aspectos relacionados con la atención.

2

Comenzar la RCP telefónica con una mejora de la calidad

Los operadores son el primer y esencial eslabón de la cadena de supervivencia. Aunque muchos centros de operadores de urgencias han establecido protocolos, no ofrecen RCP telefónica (RCP-T). Se ha demostrado que la identificación del paro cardiaco y la capacidad de dar instrucciones de RCP-T para ayudar a los testigos mejoran los resultados.

3

Aplicar una RCP de alta calidad

La RCP de alta calidad se refiere a una ejecución de alta calidad por parte del equipo. Para predecir la supervivencia, no basta con considerar el tiempo que transcurre desde el colapso hasta que comienza a administrarse la RCP, ya que la calidad de la RCP es igualmente importante. Los programas de formación continua y mejora de la calidad son recomendaciones clave para garantizar una RCP de alta calidad.

4

Comenzar la administración rápidamente

Dado que la supervivencia desciende en un 10 por ciento con cada minuto que tarda en iniciarse la RCP y la desfibrilación, la llegada rápida de los servicios de urgencias puede aumentar en un 5-10 por ciento la tasa de supervivencia de una comunidad sin necesidad de personal o recursos adicionales. Es fundamental contar con una lista clara de los incidentes/síntomas que se utilizan para iniciar una administración rápida y medir el tiempo de administración. En cuanto se mencione un síntoma crítico, deberá realizarse una administración inmediata.

5

Medir las reanimaciones profesionales

El dispositivo de grabación del desfibrilador crea un registro digital que ofrece información útil para reconstruir los eventos. Los datos segundo a segundo sobre el ritmo cardiaco y la RCP sincronizada con una grabación de voz digital permiten revisar la visión global del evento cardiaco y aprender de esta experiencia. 

6

Establecer un programa de DEA para socorristas

Las fuerzas de seguridad pública y otros socorristas, como la policía y otro personal de seguridad, tienen la posibilidad de aumentar las tasas de supervivencia tras un paro cardiaco. En algunas comunidades en las que se ha instruido a la policía para que aplique la desfibrilación, se han observado mejoras espectaculares en la supervivencia. Para que esto tenga éxito, se debe contar con el respaldo total de la policía y el servicio médico de urgencias, y es preciso formar a cada oficial de policía en persona, en lugar de mediante un vídeo o un curso por internet.

7

Utilizar tecnologías inteligentes para ampliar la RCP y localizar la ubicación de un DEA

La respuesta ante un paro cardiaco es un trabajo en equipo. Las tecnologías inteligentes son útiles para avisar a los socorristas voluntarios de que se ha producido cerca un paro cardiaco y localizar el DEA más cercano. La posibilidad de que un socorrista voluntario llegue al lugar donde se ha producido el paro antes que el servicio médico de urgencias aumenta la probabilidad de éxito.

8

Hacer que la formación sobre RCP y el uso de DEA sean obligatorios en escuelas y comunidades

Una población en la que todos han recibido formación sobre RCP tiene el potencial de duplicar las tasas de supervivencia. En muchos países, la formación obligatoria en RCP ha formado parte de los planes de estudios de las escuelas durante muchos años. En Estados Unidos, 34 estados han decidido que la formación sobre RCP sea un requisito para la graduación en el instituto. Por lo tanto, más de 2 millones de estudiantes reciben formación sobre RCP todos los años.

9

Trabajar hacia la responsabilidad

Un informe anual sobre el rendimiento del servicio médico de urgencias es la mejor manera de determinar la responsabilidad ante la comunidad. Un sistema que sea transparente respecto a su rendimiento comparte información esencial. Esta información se puede emplear para promocionar la organización si los resultados son positivos. Si no lo son, los datos pueden servir para motivar a los líderes y políticos de la comunidad para que inviertan en medidas para mejorar.

10

Trabajar hacia una cultura de la excelencia

Crear y cultivar una cultura de la excelencia es el paso más difícil. Una cultura de la excelencia es la idea implícita que perciben los miembros de la organización de que unas altas expectativas y un elevado rendimiento definen el estándar de atención. Requiere liderazgo con una visión decidida y un plan a largo plazo. Para mantener una cultura de la excelencia, se necesita una mejora continua de la calidad.